Habladurías XLI – La microficción nunca existió

Cuando Monterroso despertó, el dinosaurio ya no estaba ahí. Había salido por cigarros. Nunca volvió.

Deja un comentario