Publicaciones

Alice in Limboland . Edición de Bolsillo

Alice-2016-frente
Barbas Poéticas-Ediciones 2016
112 páginas

Las conocidas aventuras de Alicia pero con ciertas particularidades que hacen entrever que la niña no tiene nada de la dulce Alicia original sino que ya es casi una adulta a la que le gusta disfrutar de las drogas y el sexo y divertirse sin tomar consciencia de las consecuencias de sus actos. Burguesa y caprichosa, tramposa y actual, disfruta jugando con su cuerpo y masturbándose; le fascina ser sensual y atractiva y no tener nada importante en qué pensar.

Y es en ese juego cotidiano que Alice termina sumergiéndose en un psicodélico camino que la llevará a encontrarse en sitios fantásticos y con variados personajes perversos y oscuros, como el conejo negro, un ser libidinoso que hace gala de su potencial erótico y que vive como un rockstar, o las famosas leyendas Sid Vicius, Kurt Cobain, Jimi Hendrix, entre otros, con los que pasará momentos que alternan entre lo delirante e infernal. Ni hablar del sombrerero psicópata con quien vive una escena terrible que devendrá, en la lógica de ese tiempo, en un jardín oscuro que se transforma en un reino de chocolate tentador y lujurioso.

De venta aquí.

Remixes

remixes
Colección Averno: Ediciones y Punto, noviembre 2015.

Selección de frases y aforismos 2007 – 2014

Género: Tweetweratura, aforismo, máxima
Páginas: 66
Formato: Libro artesanal engargolado de formato lúdico
Tamaño: 12 x 21 cm

De venta aquí y aquí.

PREFIERO SER DELGADO QUE FAMOSO

prefiero-ser-delgado-que-famoso
Tanda Secreta: Textual Editorial, septiembre 2015.

Ir al OXXO en pijama podría ser un acto poético
si fueras así: un viejo mago, hechicero
con cayado o con varita
sombrero
y larguísima barba
Bastarían unas palabras
—mágicas de preferencia
para tener frente a ti
una rica botana o un pastel
o un jocho o una cerveza
Así sí, sí podría ser un acto poético ir al OXXO en pijama
en la noche
bajo la lluvia
a paso lento
y decidido

De venta aquí.

BUENOSAIRES POETRY N3

buenos-aires-poetry
abril – mayo 2015
Revista de literatura y poesía
Buenos Aires, Argentina.
Editor: Juan Arabia.

Traducción de Elegía para Neal Cassady, de Allen Ginsberg.

Está bien, Neal
Espíritu etéreo
Brillante como el aire que se mueve
Azul como el amanecer en la ciudad
feliz como luz liberada por el Día
sobre los nuevos edificios de la metrópoli—

Ladrillos gigantes Mayas se levantan reconstruidos
en el Lower East Side
Ventanas que brillan en la niebla lechosa
ahora de innecesaria apariencia.

Peter duerme solo, en el otro cuarto, triste
¿Estás reencarnando? ¿Me oyes hablar?
Si alguien tenía fuerzas para oír lo invisible
Y conducir a través del muro Maya
Ese eras tú—
¿Qué eres ahora, espíritu?
Eso eras: espíritu en el cuerpo—

Las vías del tren
Creman el cuerpo
Desierto de San Miguel de Allende
En las afueras,
Espíritu se convierte en espíritu,
o un robot reducido a Cenizas.

De venta aquí.

SINFONÍAS

sinfonias
Tanda Secreta: Textual Editorial, febrero 2015.
Cadáveres exquisitos a cuatro manos con Esteban Moscarda.

Los héroes cogen.
Desnudos, vestidos, rasgados,
Los héroes cogen.
Con amor, con odio, con ternura,
Los héroes cogen.
Sin prisa, veloces, ardiendo,
Los héroes cogen.
Ateos, con diosas, endiosados,
Los héroes cogen.
Con mercurio, con hierba, con éxtasis,
Los héroes cogen.
Y cogen, y cogen,
Y los héroes cogen.

Nosotros somos héroes que cogen.

Pero también somos poetas.

De venta aquí.

Colección: Poesía que Respira: VIVOS Y TECLEANDO de TEXTUAL Editorial

Poesía que respira

Colección Poética
Textual Editorial
Poesía
75 páginas

VI UNA SUICIDE GIRL EN EL TREN
Odeen Rocha

Cabello azulado
Delgada y pensativa
Emily Bronte iba con ella
Las Cumbres Borrascosas entre sus manos
Delgada
Pecho pequeño y caído
Sensual
De belleza diferente
Un odio al mundo en color azul
Anteojos negros pastosos
Delgados como ella
Callados como ella
Vi una suicide girl en el tren
Toda de negro
Delgada como la realidad
Seria como la brisa
Sensual y rara
Tatuajes escondidos bajo la piel
Miradas que van a horizontes que sólo ella conoce
Que sólo ella necesita
Vi una suicide girl en el tren
Fallecí de un orgasmo visual
Lo que están leyendo ahora es a un
Fantasma

BRAMA, INFINITA
Sandra Peña

Respira
Tu bruma
Olvida,
Canalla mirada
Tormenta, metralla
Agoniza
Tu alma
Suplica, ama
Devora la aurora
Esperanza mutilada
Caricia pasada
Desdibujada

Brama, infinita
Nostalgia anidada
Aúlla, loba
Arranca la entraña
Palabra infectada
Envenenada
Sonrisa viciada

Vuela
Libera tu aura
Corteza floreada
Nívea pluma
Candela nocturna
Sirena soñada
Eterna estrella
Reencarna en lluvia
Fecunda
Amorosa
Brama, infinita
Tu sinfonía

Alice in Limboland: Edición Digital 2013

Alice in Limboland
Novela
Parafernalia Ediciones Digitales
Managua, Nicaragua
Surrealismo / Fantasía
95 páginas

Como un juego, la güera es lúdica y atractiva. Locochona y provocativa. Como personaje, es todo un caso, ya lo podrán constatar. Esta es una nueva edición, una edición digital a tres años de su modesta salida como libro en papel, donde por primera vez se podrá leer de principio a fin sin tener que brincar de enlace en enlace ni recibir algún correo secreto de uno de los autores.
Es una forma de decir que la rubia es de todos. Que Licha tiene muchos fetiches, pero su favorito es ser leída.

Click en la portada para lectura y descarga

 

 

 

Revista Buenosaires Poetry

Imagen E
Revista de literatura y poesía
Buenos Aires, Argentina.
Poesía

SEGUNDO

Las mañanas
Camino al trabajo
Voy en tren
Mirando gente
Viendo el amor en cada estación
Edificios
Sueños ajenos de libertad
Chicas en bufanda
Con poemas en la cabeza
Corro por el ipod
Para escribirlo todo
Pero
Ya no veo lo mismo
Siempre olvido las primeras letras
SEGUNDO PENSAMIENTO MEJOR PENSAMIENTO*
Lo siento, Allen
Pero en esta me bajo

Odeen Rocha
Tultitlán, 15 de noviembre de 2013, Estado de México, México.

*”Primer pensamiento, pensamiento mejor”.

Allen Ginsberg, en Saludos Cosmopolitas.
Kral Majales, 25 de junio de 1986, Boulder, Colorado
Buenosaires Poetry N° 2 pag. 55

[hr]

Alice in Limboland

Alice in Limboland
Novela
Edición de autor
Fantasía, Ficción, Surrealismo
74 páginas

Un evento puede ser contado de tantas maneras como espectadores haya tenido, y así como la historia de la tierna Alicia que viaja a un mundo maravilloso ha sido narrada una y otra vez es que tienes en tus manos, amable lector, una interpretación fresca del personaje, quien deja de ser tierna y deja de llamarse Alicia (Alice suena más fresco, dándonos una historia re-fresca) pero más importante, se encuentra a punto de adentrarse dentro de la tierra limbiésca en donde lo blanco es negro y la psicodélia es un estilo de vida tan respetado que sería un error no abrazarlo y más erróneo aún, perderse esta historia.

Primera Edición Impresa AGOTADA ¡Gracias a todos!

 

 

 

¿Amor?

¿Amor?
Antología de cuentos
Ediciones Shamra
Fantasía
Participó con el cuento: “El Asesino Perfecto”

Fragmento:

Querida mía:

Bajo la Luna azul te vi por primera vez. Hablamos tanto que pensé que había pasado una eternidad. Naufragué en tus ojos. Me rescató tu sonrisa.

Aquel día, estabas de pie sobre ese muelle. Una noche iluminada donde tu vestido rojo deslumbraba inmisericorde. Quieta. Podría haber jurado que ni siquiera respirabas. Yo pasaba desde lejos y posé los ojos por la orilla del mar buscando una estrella. Evidentemente no la encontré; mi vista se distrajo con la enorme y redonda luna que iluminaba la bahía. Después, sin pensar, estaban fijos en tus ojos, tan lejanos. Un par de lagunas verde aceituna que también me miraban fijamente, casi como si estuviera hipnotizado. Detuve mi auto. No podría seguir acelerando sin antes detenerme y salir para caminar lentamente por las vigas de madera en busca de cerciorarme que eso que me congeló fuera realmente un ser vivo.

Antología Mexicana del Zombie

Antología Mexicana del Zombie
Antología de Cuentos
El Under Ediciones
Ficción
Participó con el cuento: “Cómo una Virgen”

Fragmento:

—¿Alguno de ustedes sabe cuál es la porra correcta del equipo de la Universidad de Ciudad Muerte? —La pregunta de Rudy, el cocinero, sorprendió un poco al equipo que esperaba pacientemente en el vestidor.

—¿De qué hablas Rudy? Las muchachas saben perfectamente qué deben decir. No te metas en eso. —Rudy no supo qué decir ni qué hacer, después de todo él debía dejar lista la comida que estos 20 mastodontes devorarían al final del juego. Era extraño, al asomarse como acostumbraba a espiar a las porristas había notado algo: sus caras estaban grises, sus cabellos alborotados y lo que estaba escuchando definitivamente no era el canto de batalla del equipo de Ciudad Muerte.

Aún inédito en El Libro Vakero.

 

Vamp Fest

Vamp Fest
Antología de Cuentos
El Under Ediciones
Ficción
Participó con el cuento: “Mi Hermano Carlo”

Fragmento:

La caminata le sentaba bien. Desde que lo vi salir del salón de reunión, el pobre estaba muy cabizbajo, pálido. Apenas unas horas antes había reído a sus anchas y soltado carcajadas dignas del mejor de los villanos. Pero de la nada, se había vuelto gris. Creo que se entiende que siendo él como nosotros, un vampiro, su color de piel no sería exactamente el de un rollizo bebé meridional; sin embargo, hasta nosotros nos preocupamos por su estado en ese momento. No era fácil para él haber sido botado por esa tonta mujer.

Años atrás, él junto con otros del grupo fuimos de excursión al desierto de Sonora. Ya saben, algo muy normal entre vampiros. Supongo que no creerían que todo el tiempo nos la pasamos pensando en morder cuellos y perseguir damiselas –aunque, eso último, debo confesar que sí lo hacemos seguido-. También nos reunimos, hablamos de carreras de caballos, autos deportivos y jugamos pocker. Entonces, les decía que fuimos al desierto de Sonora. Y él, el buen Carlo, traía un ánimo que no se la creía. Inclusive pensamos que su último coctel lo había sacado de algún refugio de adictos o algo así. Pero no. Yo estuve ahí y estoy seguro de que ese médico de grandes anteojos no se metía nada. Lo sé reconocer, en serio. Carlo iba por delante de todos. Cargaba su mochila de excursión con orgullo. Hubo un momento en que pensamos que de verdad se estaba creyendo que ese viaje era para buscar sangre antigua. Ustedes saben, sagrada. La verdad es que al principio creíamos que podríamos encontrar el refugio de la Sangre Pura, la que convierte a un vampiro en una especie de dios. Personalmente no creo en esas leyendas. Nuestros antepasados se llevaron siglos buscando y todo lo que habían logrado encontrar eran montones de sangre pulverizada que los dejaba semanas tumbados en cama con el estómago hecho pomada. Nada agradable.

Innombrable Fantasía

Innombrable Fantasía
Antología de cuentos
Ediciones Shamra
Fantasía
Participó con el cuento: “A la Velocidad de la Luz”

Fragmento:

Desde la ventana seguía mirando el Capitán Frederick Marzeau -el gran Frederick como le decían los que en él veían un gran héroe-. El encargado de la navegación, un robot de clase R-6 rondaba los pasillos por entre nosotros, siempre atento a todo aquello que pudiéramos necesitar en nuestro primer viaje. El primero tripulado por seres humanos a la velocidad de la luz. De no estar enterado que el R-6 era efectivamente un robot, estaría convencido como todos lo demás de que se trataba de un tripulante de raza negra, de la vieja África del norte. Su nombre es Ronall. Con él está Tristta, una mujer joven y espigada que aparenta ser descendiente de los primeros visitantes, una mestiza.

Yo, decidí asistir al viaje apenas el último verano, cuando supe que las primeras exploraciones robotizadas habían dejado listos un par de planetas para la llegada de los nuevos colonos humanos. Hacía varios años que esperaba noticias como esta, por lo menos desde que la última reserva de agua oceánica había sido extinguida a causa de los desechos tóxicos; es una lástima, aunque de no ser por la noticia de los nuevos mundos quién sabe cuánta gente pudiera haber muerto a causa de la sequía.

El Capitán Marzeau era un veterano de guerra, él estuvo presente cuando se tiró el último cohete sobre Europa y las Guerras Alimenticias tuvieron que cesar al ver cómo ciento setenta naves de Zophia -el Planeta-Mar- aterrizaban en nuestro mundo y justo en medio del comité de capitulación en Viena. Él, Frederick Marzeau, firmó en persona como embajador ante la torre de control Zophia: no tuvo miedo ni dudas, quería ver vivo el planeta más que cualquier otro, después de todo, su vida fue afectada de una manera difícil de olvidar…