Una especie de memoria descontinuada

Tormentas, granizos inesperados, inundaciones sorpresa, la increíble capacidad de esta ciudad para ser destruida y destruirse a sí misma, las placas tectónicas que nos recuerdan la pequeñez de la voluntad humana, la salvaje y al parecer inexpugnable amargura de la vida adulta después de los 35; estoicamente combatida con la brisa fresca de revivir la…

Un tipo de mala memoria

Uno de mis defectos es lo desmemoriado. Antes, entre los 20 y 28 años usaba ese defecto como chiste: — Oye, soy capaz de olvidar una conversación entera entre nosotros si, durante ella, hay un relámpago— decía yo cuando me tocaba presumir alguna clase de habilidad. Había quienes podían conducir un auto completamente ahogados de…